Ejercicios para Abdominales

Saltos de tijera

El primer paso es ponernos de pie, manteniendo la verticalidad, y colocar los pies juntos y los brazos a un lado.

Posteriormente flexionamos las rodillas levemente y realizamos un salto. A la mitad del salto, abrir las piernas hacia los costados, procurando extenderlas hasta que queden alineadas con los hombros o incluso un poco más, de ser posible.

Mientras extendemos las piernas también elevamos los brazos.

Abdominales

El primer paso es recostarnos sobre el suelo, boca arriba y con las rodillas flexionadas.

Desde esa posición debemos elevar nuestros hombros hacia la pelvis, colocando nuestras manos al costado del cuello o cruzando los brazos en el pecho.

Media sentadilla

Esta actividad permite tonificar diferentes áreas de nuestro cuerpo, por lo que resulta un ejercicio imprescindible.

Para ello debemos comenzar de pie, para bajar las caderas hasta que ambas rodillas formen un ángulo de 90 grados.

Planchas sobre antebrazos

Este ejercicio es vital para desarrollar fuerza de brazos y del tronco superior. Para hacerlo debemos colocarnos boca a abajo en el suelo, con los codos descansando y los brazos en una posición de 90 grados. Luego hacer fuerza con los dedos de los pies para extender los pies y empujar el cuerpo para dejar el suelo. Mantener la posición todo el tiempo posible.

Plancha con Abdominal

Empieza en posición de plancha hacia el lado izquierdo, mete el estómago y lleva tu mano izquierda hacia el techo. Lentamente, lleva tu brazo derecho bajo tu cuerpo e inclínate hacia adelante hasta que tu torso esté casi paralelo al piso.

Planchas laterales

Ponte en la posición de hacer flexiones de brazos (si el suelo resbala, pon una toalla debajo para que no se te escapen). Baja el tronco todo lo que puedas sin separar los codos del cuerpo, sube otra vez al tiempo que rotas las caderas y levantas el brazo extendido, procura que la pelvis no se hunda.

Burpees

Para realizar un burpee estándar, ponte de pie y, a partir de ahí, flexiona las rodillas hasta quedar de cuclillas, y coloca las manos a los lados de los pies, manteniendo la anchura de los hombros.

Haz un pequeño salto llevando los pies juntos hacia atrás, para quedar en posición de realizar una flexión de brazos, es decir el cuerpo estirado reposando sobre los brazos.

Sentadillas

Para hacer una sentadilla correctamente debemos procurar que nuestros pies estén bien apoyados en el suelo, alineados con nuestros hombros.

Al hacer la sentadilla es muy importante que las rodillas nunca superen la línea de los dedos del pie.

Mantener la espalda derecha y doblar las rodillas como si fuésemos a sentarnos en una silla. Volver a la posición inicial.

Sentadillas abiertas

Ponte en pie, con las piernas separadas y los pies mirando totalmente hacia afuera.

Coloca las manos en las caderas y ve bajando poco a poco el torso hasta que los muslos queden totalmente paralelos al suelo.

Puentes con Elevación de Piernas

Estírate en el suelo boca arriba, con una rodilla flexionada y la planta de ese pie bien apoyada en el suelo. Estira la otra pierna de forma que quede perpendicular con el cuerpo, coloca los brazos a ambos lados del cuerpo con las palmas hacia abajo pegadas al suelo, mientras inspiras, aprieta los glúteos y levanta la cadera hasta que el cuerpo forme una línea recta desde la rodilla que tienes flexionada hasta los hombros, aguanta esa posición unos segundos, espira y vuelve a la posición inicial sin llegar a apoyar los glúteos en el suelo, cambia de pierna y repite.

Páginas