Aprende a quemar grasa durante el día

Existen simples pero eficaces cosas que puedes hacer a lo largo del día para quemar grasa sin darte cuenta. A continuación te vamos a detallar cada una.

Camina bajo el sol

Actualmente un alto sector de la población trabaja en oficinas donde apenas les roza la luz del sol y aunque no lo creas es todo un problema si quieres adelgazar, ya que está demostrado que unos niveles adecuados de vitamina D son esenciales para poder controlar el peso.

El objetivo es recargar tu organismo de vitamina D y para ello puedes caminar entre 10 minutos y media hora al día por la calle y procurando que te dé el sol.

Desayuna huevos

El desayuno es la comida más importante del día y no debes saltártela. De hecho, varios estudios han señalado que las personas que renuncian al desayuno tienen entre cuatro y cinco veces más posibilidades de ser obesos.

Y para ello lo que más te ayudará a quemar grasa es comerte unos huevos en tu primera comida del día, son ideales ya que el cuerpo necesita proteínas por la mañana para llenarse de energía y poder ir gastándola durante el día. Además, este desayuno nos mantendrá saciados durante más tiempo por lo que evitarás picar entre horas.

Toma una taza de té verde

Son muchos los beneficios para la salud del té verde o el blanco y uno de ellos es que reduce el riesgo de obesidad y contiene antioxidantes que pueden tener potencial antienvejecimiento.

Cuatro tazas de té verde o blanco a lo largo de la jornada se traducen en la quema de 100 calorías al día gracias a los fitoquímicos presentes en el té llamados catequinas verdes y blancas que tienen un efecto estimulante sobre el metabolismo.

Duchas frías

Una ducha fría activa la grasa marrón, que es aquella que ayuda al cuerpo a aumentar el metabolismo para que queme la grasa blanca, responsable del envejecimiento y la flacidez de la piel. Si eres flojo para eso trata aunque sea que el último chorro de la ducha sea fresquito.

Muévete

Hay algo sencillísimo que puedes hacer para mantenerte activo durante el día y no supone un gran esfuerzo físico; subir y bajar las escaleras o levantarte de la silla de vez en cuando y hacer estiramientos, es fundamental para mantener activo el metabolismo y quemar grasas.

Un aperitivo picante

Según una reciente investigación, los alimentos que contienen chile picante o ají pueden ayudarnos a quemar grasas sin tener que restringir las calorías de nuestra dieta, ya que contienen un elemento no tan conocido por su nombre sino por los sudores que provoca: la capsaicina.

Este componente activo que da el picante a los alimentos es el encargado de disminuir los lípidos corporales mediante un mecanismo que motiva la muerte de las células grasas inmaduras, por lo que podría ayudar a adelgazar y de hecho también se ha encontrado efectos termogénicos similares en alimentos como la canela, el jengibre, la mostaza o la cúrcuma, lo que quiere decir que al ingerirlos se encienden los sistemas de producción de calor del cuerpo y el metabolismo se pone en marcha un rato después de comerlos.

Descanso

Un buen descanso es la clave para perder peso.

Dormir poco y mal aumenta la cantidad de cortisol (la hormona del estrés en el cuerpo), lo que eleva los niveles de azúcar en la sangre. Hecho que se ha demostrado es uno de los responsables de que se acumulen grasas alrededor de la barriga.