Practica ejercicio en el agua

Cuando salimos de vacaciones y queremos descansar en la playa, en el mar o una piscina, podemos aprovechar para no perder la rutina de ejercicios que llevamos y practicar ciertos ejercicios en el agua que nos ayudarán a mantenernos en forma de manera divertida. Con este tipo de ejercicios se queman muchas calorías, ya que el agua actúa en todo momento como una resistencia que incrementa la intensidad del ejercicio aunque no lo notemos.

La idea es que realices los siguientes ejercicios con tantas repeticiones como puedas de cada ejercicio durante 45 a 60 seg, haces un pequeño descanso y vuelves con el ejercicio.

1. Elevación de piernas

En la parte honda de la piscina, avanzas un paso, apoyándote sobre la punta del pie izquierdo, elevas tu pierna derecha hasta formar un ángulo de 90º y mantienes la posición durante al menos 5 segundos. Luego desciendes la pierna y haces el mismo movimiento con la pierna contraria.

2. Rotación horizontal

Con un balón de playa, ponte boca arriba en el agua como haciendo la plancha, mientras sujetas el balón con ambos brazos contra tu cuerpo. Desde esta posición trata de dar la vuelta completa para quedar con la cabeza, el balón y el cuerpo hacia abajo y la espalda quede fuera del agua. Mantén la posición 5 segundos y vuelve a la posición inicial.

3. Boya sumergida

Con un balón entre las manos, ponte a flotar boca abajo. Sumergimos la pelota en el agua debajo de nuestro cuerpo estirando totalmente nuestros brazos. Cuando estemos en esta posición tratamos de acercar la pelota hacia nuestros muslos. Después volvemos a la posición inicial con la pelota sumergida y los brazos estirados.

4. V en el agua

De pie en la parte menos profunda de la piscina, como si fueras a hacer la plancha boca arriba y ayudándote de los brazos para mantener el equilibrio, trata de hundir ligeramente el glúteo por debajo de la superficie mientras mantienes la cabeza y los pies por encima del agua. Debes mantener una posición como si estuvieras haciendo una V con tu cuerpo. Cuando hayas conseguido mantener esta posición ayudándote con las manos como si remaras, desplaza hacia adelante hasta completar un largo ó 25 metros.

5. Batido de piernas

Junto a la pared de la piscina a la altura de donde te cubra el agua por el pecho, agárrate con las manos al borde de la piscina y estira las piernas hacia atrás. Desde esta posición comienza a dar la patada de mariposa. Hazlo tan rápido y fuerte como puedas durante 45 segundos.